fbpx Saltar al contenido

Fotografías en piso, zona alta de Barcelona

Fotos que expresan emociones

Quien desea vivir en la Zona Alta de Barcelona es porque quiere disfrutar de un lugar con clase y seguridad. Un lugar en donde se unen un estilo de vida exclusivo con la posibilidad de desconectarse del trabajo jugando al tenis, nadando en una piscina, paseando por los jardines de Moragas o haciendo running por el Parque Turó de la Peira.

Esa misma exclusividad se ve en las propiedades de la zona: grandes dimensiones pensadas para vivir cómodamente y relajarse, rodeadas de espacios verdes y hasta de instalaciones deportivas. 

Pisos de lujo ideados para habitarlos plenamente. Propiedades llenas de sensaciones que solo se pueden experimentar directamente o a través de la fotografía inmobiliaria.

fotointeriores-fotografo-inmobiliario-zona-alta-barcelona-3

Hasta donde se pierda la vista

Si quieres comprobar por ti mismo las emociones que es capaz de despertarte un fotógrafo de arquitectura, te invitamos a recorrer este piso de la zona Alta de Barcelona con la mirada de Fotointeriores.  

Un extenso y amplio ambiente que atrapa el fotógrafo inmobiliaria para insinuarte  que este lugar ha sido creado para disfrutarlo. Poco mobiliario que delimita zonas para leer un buen libro en silencio, escuchar música o simplemente conversar en la intimidad. 

Sin embargo, nadie está aislado, la vista se pierde a lo ancho y a lo largo compartiendo este gran espacio lleno de luz. Es que el sol se filtra a través de los ventanales desnudos. Poner una tela delante de ellos, así sea la más lujosa, nos haría perder la mágica vista de los árboles de la calle.

Tampoco se necesitan cuadros ni decoraciones en las paredes, el cristal lo viste todo dejando que el exterior entre sigilosamente.

Frente a la chimenea

Juego de contrastes oscuros y claros que el fotógrafo de casas aprovecha para mostrarte este acogedor estar.  Un lugar especial para los días de invierno en pareja, familia o con amigos. Un tórrido café irlandés o vienés mientras compartes sueños realizados y por venir.

Pero si prefieres la soledad, puedes recostarte en uno de los sofás para ir deshilvanando recuerdos perdidos.

Nada más que dos

Susurros, confesiones, secretos de a dos en un lugar y un tiempo perfectos frente al gran ventanal. 

Si ya llega la primavera puedes abrirlo y sentir la cálida brisa pegando en tu rostro o simplemente salir hacia el balcón y ver el color de las flores.

Aunque si necesitas interiorizarte, puedes acurrucarte en una de las butacas mientras ves que el sol invade los rincones más escondidos del lugar. 

Conversaciones entre sabores 

En este piso todo está pensado para el relax y para que el lugar esté al servicio de tus necesidades. Lo verás a través del objetivo del fotógrafo de interiores.

Este espacio te propone distenderte luego de un día laboral agotador, leyendo las últimas noticias en tu laptop mientras esperas la comida.

O si lo prefieres, para convocar a una reunión de los principales ejecutivos de tu empresa. Un coctel energizante y amistoso sentado en el sofá mientras en la mesa bajo cinco luminarias se puede ir disponiendo la vajilla para un almuerzo laboral. 

Más allá dos o tres de tus gerentes ejercitan su creatividad en un torbellino de ideas para el nuevo desafío que estás a punto de emprender.

Es que este sitio agudiza la imaginación por su placidez y espaciosidad.

Las grandes familias no pasan de moda

Pero no solamente este lugar está pensado para compartir con quienes trabajan contigo. También puedes aprovecharlo para almuerzos o fiestas familiares. 

La mesa está dispuesta para recibir a diez comensales, como te lo señala el fotógrafo pisos con esta imagen. Todos pueden ser atendidos cómodamente desde la cocina que se encuentra a corta distancia. 

Y una invitación además, a que algunos de los niños y no tan niños tentados por algunos aromas se den una vuelta por allí para servirse algunos pinxos previos a la comida. Picardías familiares que nos tocan el corazón.

La  alquimia del color, del sabor y del aroma

Hay sabores y aromas que se asocian a recuerdos imborrables. Ese instante en el que se une el sentimiento con el gusto, la mirada con la fragancia, el color con una sonrisa.

Es precisamente en esta cocina que descubre uno de nuestros fotógrafos de casas donde puedes convertirte en hacedor de la alquimia de esas sensaciones. El rojo de las fresas; el dulce del  melocotón; el aroma picante de la pimienta; la sensualidad de la canela… Solo tienes que aprovechar este magnífico espacio para dar rienda suelta a tus invenciones más atrevidas y seductoras.

Por supuesto, quienes quieran ser testigos directos de esta experiencia tienen reservado un lugar en uno de los taburetes de la barra de la cocina.

Un estar íntimo para descansar y soñar

Detrás del  muro que contiene la chimenea aparece como por arte de magia este espacio de intimidad que te revela el fotógrafo interiores. 

Un lugar, como el resto del gran ambiente, despojado de adornos en sus paredes y pisos. Solo un cómodo sofá cama para acostarte y dejar que tu mirada se pierda distraída en la ciudad que se ve desde el ventanal. O el lugar ideal para que alguno de tus amigos pase una noche en tu piso.

Y como si eso no fuera suficiente una escalera sinuosamente envolvente que te invita a la planta superior.

Trabajar o estudiar en las alturas

Nada más placentero que tener un estudio o un despacho que te permita tener independencia del resto de la casa. El mobiliario justo para guardar carpetas importantes, archivos y con un elemento muy valioso: la  luz natural que proviene de la terraza. 

Al aire libre

Tener una terraza al lado de un despacho te da la ventaja de salir al aire libre justo en ese momento de tensión que se presenta luego de horas de trabajo o de estudio.

Aquí se respira aire puro. Y lo que te propone el fotógrafo de pisos es que te recuestes en la tumbona y tomes sol. O si lo prefieres, en esas tardes sofocantes de verano, tomar un helado de pistacho y avellana mientras riegas las plantas del macetero.  

Un lugar privado sin tanta privacidad

Aunque a veces digamos que no nos importan los baños -por algo de prejuicio que aún nos queda-, nos importan. Porque es el espacio donde estamos horas y horas de nuestras vidas aseándonos, cuidándonos, entregándonos al disfrute del agua y las sales…

Será por eso que quien diseñó esta casa, y el fotógrafo casas -cómplice del planteo arquitectónico- te invitan a este baño despojado de todo artificio. Simple y elegante; amplio y luminoso con una puerta no apta para vergonzosos y una bañera para amantes del buen vivir. ¿O acaso los romanos no lo entendieron así?

El descanso del guerrero

No importa qué hora sea, pero en este dormitorio, todo está dispuesto para que puedas descansar serenamente. 

El blanco de las paredes y ropa de cama, solo alterado por el negro de las lámparas y el marrón de pisos y encimera, potencia el espacio amplificándolo. Espacio que se extiende aún más a través de las ventanas por las que se puede observar lo mejor de Barcelona, como te lo muestra el fotógrafo para inmobiliarias.

Ya sabes, si no puedes dormir, abre los ojos, mira hacia la ciudad, hacia su cielo y déjate llevar por el reflejo de sus luces hasta que tus párpados se cierren para que vayas a tu interior.

Redacción: Adela M. Sevilla

Fotografía: El equipo de Fotointeriores.

Reserva ya tu sesión de fotografías inmobiliarias para vender antes tus pisos y casas!