fbpx Saltar al contenido

Las claves a la hora de vender una casa

Una de las decisiones más importantes en la vida de un propietario es aceptar vender su casa. En estos casos, la mejor opción para incluir la vivienda en el mercado es contar con el apoyo profesional de una inmobiliaria. Para conseguir vender la propiedad en el menor tiempo posible, hay que hacerla visible para todos los compradores que puedan estar interesados. Por esa razón, para que la venta sea una realidad, hay que elegir sabiamente la estrategia de marketing que posicionará la oferta en las redes. Igualmente, será fundamental seleccionar el público objetivo al que va dirigido la venta. Aunque, antes de todo, lo primero que hay que resolver es la apariencia que tendrá la casa cuando los futuros propietarios vengan a verla. Cuando nuestro fotógrafo de inmobiliaria cruce las puertas del apartamento y lleve a cabo el proyecto, dejará constancia de esa estética.

El personal de la inmobiliaria analizará las condiciones que presenta la propiedad y estudiará el mercado actual para adjudicarle un precio de salida adecuado. Este dato es determinante en la venta de una casa. Si hay algún error, puede afectar al interés del futuro comprador. Es por eso que los asesores inmobiliarios se encargarán de analizar la oferta activa para comparar y elegir el coste más aceptable. Crear competencia requiere observar los precios y las características, tanto estructurales como estéticas, de las viviendas vecinas. Hay que procurar por todos los medios que el apartamento tenga una buena recepción en el mercado durante las primeras semanas. Este tiempo será determinante. Una casa que pasa más de 3 meses en venta sin conseguir cerrar un trato, es una propiedad que baja de precio y se malvende. Con el proyecto visual de Fotointeriores, eso jamás sucederá.

Marketing y promoción: Estrategia y público

El propietario de la casa debe tener muy claro que para vender su propiedad debe mostrarla en los lugares adecuados. Hoy en día, el futuro comprador de una vivienda busca siempre nuevas oportunidades en la Web. Siendo así, las inmobiliarias y los particulares se centran en promocionar sus ofertas en las redes sociales y en webs especializadas del sector inmobiliario. Una vez se han localizado los espacios de promoción más útiles, lo primero que se debe definir es el público objetivo al que irá dirigido el anuncio. Cada reclamo publicitario se construye teniendo en cuenta el grupo poblacional al que va dirigido. Ese público se define según el tipo de casa que se ha puesto a la venta.

Una familia joven de cinco miembros tendrá necesidades diferentes a las de una familia sin hijos de avanzada edad. Los primeros buscarán una casa con espacios amplios y con al menos cinco habitaciones. Mientras que los segundos, darán prioridad a las comodidades y a un número de estancias limitadas. La manera en la que se transmite una oferta a través de Internet afecta al receptor y a su forma de entender el mensaje publicitario. La estrategia de marketing debe estar bien definida para que el público objetivo no dude en participar en las jornadas de puertas abiertas. El anuncio debe exponer la información de manera clara y concisa, y debe ser redactado en el lenguaje que domina el comprador objetivo. Aunque lo realmente importante son las fotografías. Las imágenes de muestra que se publican para la promoción son la mayor estrategia de todas.

La mejor imagen para un comprador exigente

Llega el turno, ahora sí, de Fotointeriores. Sabiendo cuál es el público objetivo definido para la promoción y la compra del inmueble, llega el momento de dedicarle tiempo a la casa. Hay que ponerla a punto para las visitas, pero sobre todo para el proyecto fotográfico que definirá las exigencias del comprador. Nuestro fotógrafo de inmobiliaria puede iniciar el análisis del espacio para concluir cuáles serán los puntos a destacar, y así sacarle todo el jugo promocional. Valorará los efectos de luz natural y las horas en las que es más apropiado realizar las fotografías. Buscará la mejor perspectiva para plasmas cada ámbito, resaltando la luz natural que entra por las ventanas y destacando sus mayores encantos estéticos.

Si es necesario, también podrá dar ciertos consejos sobre toques estéticos y detalles de color que puedan dar más énfasis a determinados espacios. Estudiará cada ángulo y dispondrá algunos elementos del mobiliario a su conveniencia para exprimir al máximo las posibilidades de la vivienda. El proyecto final hablará de personalidad y ofrecerá una descripción atractiva que atraerá miles de miradas. Bajo ningún concepto buscará la exageración o la invención para crear falsas expectativas. Nuestros fotógrafos de empresa hablan de realidad y de calidades cercanas. Lo que hay es lo que el interesado podrá encontrar al visitar la propiedad. Somos técnicos, somos creativos y somos expertos en exteriorizar lo que importa.

Una visita inolvidable que deje huella

Si la idea es conseguir vender la propiedad con éxito en un periodo de tiempo aceptable, la visita debe ser inolvidable. Fotointeriores ha preparado el proyecto visual para promocionar el apartamento y el equipo inmobiliario ya se ha puesto manos a la obra para promover la venta. Llega el momento de abrir la casa a ojos extraños. Todo aquel que se haya enamorado de la vivienda viendo las imágenes de nuestro fotógrafo de casas, acudirá a la visita concertada. Esos días, la propiedad debe brillar con su mejor sonrisa para conseguir que el contrato lleve una firma. Preparar la visita tiene su tiempo. Hay que elegir la hora adecuada para mostrar las estancias en todo su esplendor. Todo debe estar limpio y despejado para que los espacios resulten más amplios y el paseo por ellos sea agradable.

El mobiliario debe estar perfectamente ubicado, las habitaciones aireadas y perfumadas. Las ventanas abiertas o cerradas, dependiendo del efecto sonoro. Hay que eliminar el ruido ambiental a toda costa para evitar rechazos. Y, por su puesto, deben desaparecer los objetos personales y las fotografías familiares. El apartamento necesita lucirse como una propiedad con personalidad, pero vacía de contenido. Aunque la intimidad es un valor importante, los nuevos propietarios agradecerán ver el lienzo en blanco para asegurar su impronta y hacer suya la casa. Básicamente, debe presentarse ante el público de la misma manera que lo hizo en los medios de promoción. Por eso el talento observador de nuestros fotógrafos corporativos es tan indispensable en todo este proceso. Nuestras imágenes son el pistoletazo de salida al mercado inmobiliario y la llave para acceder a un contrato. Fotointeriores es la clave de la venta y del éxito.

Redacción: Adela M. Sevilla

Fotografías: Equipo de Fotointeriores