fbpx Saltar al contenido

Luz y optimismo: Apartamentos que transmiten vida

Cada casa tiene una identidad que se traduce en un espíritu. Esa alma viene determinada por las estructuras arquitectónicas, las tendencias de revestimiento y los cambios atmosféricos. Esto quiere decir que una vivienda siempre está expuesta a la transformación. Depende de la mano humana saber aprovechar todo lo bueno que un espacio es capaz de ofrecer. Por eso, la visión de un interiorista experto es tan necesaria a la hora de renovar el aspecto de una propiedad. Además, la zona geográfica donde descansan los cimientos de una casa impone un medio ambiente. Ese clima afecta al trabajo del arquitecto, así como a la labor del decorador. Por eso una vivienda es la suma de todas sus partes, incluyendo los exteriores colindantes y las intenciones de quienes participan en su metamorfosis.

Imagina por un momento que tuvieras una vivienda justo sobre un acantilado, o quizás sobre un ático en lo alto de un gran edificio costero. ¿Cómo engalanarías sus estancias llenas de luz? Los colores y destellos que entren por las ventanas pueden darte una pista sobre las gamas que debes elegir para cuidar un interior tan especial. ¿Y si tuvieras una casa en el campo rodeada de verde custodiada por los colores de un increíble jardín? ¿Elegirías la madera para tu interior y buscarías que los dorados crearan sus efectos de luz al caer la tarde? Cada caso es diferente, porque cada casa comunica un mensaje distinto. Si en tus planes entra convertir tu apartamento en un lugar de ensueño, descubre las tendencias de este año y busca las influencias minimalistas. La luz, los reflejos y la amplitud serán el plato fuerte de tu espacio vital.

La luz como camino a la iluminación

Muchas religiones buscan su propia iluminación a través de métodos ancestrales, promesas y fe. Su práctica puede ser muy recomendable para equilibrar nuestra vida, aunque para hacer más efectiva la paz, lo ideal es vivir en el lugar adecuado. Compartir nuestra vida con una casa equilibrada nos permite vivir cada día con más armonía. Este tipo de viviendas desprenden un dinamismo muy sugerente que invita a despertar cada día con una sonrisa en los labios. El principal factor que afecta a un espacio para crear este tipo de sensaciones es la luz natural.

Los grandes cerramientos acristalados se han puesto de moda durante los últimos años. El estilo industrial y la tendencia funcional han generalizado nuevas formas arquitectónicas donde los vanos juegan un papel fundamental. Nuestros fotógrafos de arquitectura han podido fotografiar grandes ejemplos de esta evolución en el terreno inmobiliario. Con estas estructuras, los rayos del sol entran y generan cambios en cada
ámbito de una casa. Es por eso que el diseño de interior se mueve dentro del espectro luminoso, buscando siempre el apoyo de colores neutros que enaltezcan la luz y distribuyan sus efectos por toda la estancia.

El reflejo siempre está presente

Para transmitir vida también se puede reflejar lo bueno que ya está ahí. La luz es el gran fundamental. Debe estar presente para que todo lo demás funcione. Y si algo puede funcionar bien es la calidad del efecto espejo. Un buen reflejo puede ampliar un espacio o reproducir una luz para maximizar el efecto lumínico en una estancia. Incluso puede resaltar un detalle de color para crear simetrías y jugar con el orden. Cada vez es más común encontrar elementos que producen reflexión en las estancias de una casa.

Siempre ha habido espejos, pero ahora el mobiliario suele contar además con un añadido incluido con intención para crear sensaciones visuales. Entre grandes murales de espejo que duplican los metros, el acristalado de las ventanas y los reflejos enmarcados sobre las paredes, la luz se mueve. Amplía los horizontes de cada habitación y sigue adelante hasta encontrarse con la luz artificial y las sombras del mobiliario. En medio de ese juego, el efecto de reflexión ayuda a nuestro fotógrafo de interior a recrear la réplica de las escenas. Así muestra la realidad de los espacios tal y como se ven, recogiendo los restos de luz y repartiéndolos equitativamente por cada ángulo.

Casas optimistas. La energía de la amplitud

La mayor fuente de plenitud después de la luz, es el espacio. La amplitud de los ámbitos y el uso de un mobiliario justo pueden marcar la diferencia entre el equilibrio y el desorden. Cuando se trabaja una estancia para conseguir de ella un lugar de paz y relax mental son necesarios los espacios abiertos y los pasillos despejados. Bajo esta filosofía se desarrolla la influencia del minimalismo, tan presente en las tendencias de moda hoy en día. Se entiende que la psique instintiva del ser humano necesita sentirse libre en su propio espacio y conectado con la naturaleza a través de materiales nobles.

Por eso, porque nuestro pasado nos revela nuestras necesidades más ancestrales, las salas y habitaciones de las nuevas viviendas buscan calmar la sed de espacio y funcionalidad. Son casas que podemos denominar optimistas, porque la energía positiva fluye por su atmósfera como parte integrada del proyecto de interior. Esta amplitud queda reflejada en las imágenes de nuestros fotógrafos de empresa como una declaración de libertad. Junto a la luz y a la reflexión de los espejos, los espacios abiertos son la tercera razón por la que se puede hablar de una casa alegre llena de vitalidad. Con una decoración acorde, el resultado puede ser espectacular. Tanto o más como para merecer un reportaje de calidad de Fotointeriores.
Esperamos tu contacto muy pronto para estudiar tu caso y darte la mejor solución visual a nivel promocional.

Redacción: Adela M. Sevilla
Fotografías: Equipo de Fotointeriores