fbpx Saltar al contenido

Un apartamento en Miami: Fotointeriores cruza fronteras

En Fotointeriores llevamos diez años dando servicio a cientos de empresas y particulares interesados en ofrecer su mejor imagen de cara a su público objetivo. Estamos orgullosos de nuestros fotógrafos de interiores y de todos los logros conseguidos. Uno de ellos, ha sido y aún sigue siendo nuestra expansión fuera de las fronteras españolas. Nuestros profesionales comienzan a abarcar un territorio mayor, por lo que ya conseguimos poner el pie en orillas de otros océanos. Nada queda demasiado lejos si las metas se miden a partir del esfuerzo. Por eso, esperamos continuar construyendo puentes visuales mucho más allá de donde alcanza nuestra vista. Hoy, sin ir más lejos, viajaremos hasta Miami, un lugar de película bañado por el sol y reconocido por su estilo de vida en el mundo entero.

Allí, tuvimos la oportunidad de disfrutar de la luz de una manera muy particular. Es cierto que cada lugar tiene su sol y su sistema invernadero. Al llegar, percibes en los reflejos de la mañana un brillo deslumbrante que quema la retina. Y al atardecer, los cielos se visten con una paleta de naranjas que baña la atmósfera hasta vencer la tarde. Miami es un lugar donde el intercambio cultural es el pan de cada día. Su arquitectura se desarrolla entre las tendencias europeas más contemporáneas y los gustos comerciales estadounidense. Pasear entre sus barrios bajo esa luz tan especial hace que desees darle un vuelco a tu vida y mudarte sin pensarlo dos veces. Por si te sirve de ayuda, esta casa puede que te anime a tomarte unas vacaciones para investigar otra opción de vida o de negocio.

Exteriores de película

Seamos realistas, estos exteriores no se ven todos los días. Las zonas residenciales de Miami pueden llegar a hacer que realmente te plantees todas tus prioridades. La calidad de vida que se respira en sus espacios comunes roza lo paradisiaco. En el sector de esta vivienda los ámbitos abiertos son puertos de mar interior con la puerta de casa a unos metros del embarcadero. Los destellos del agua reflejan el cielo mientras las embarcaciones reposan a la espera de servir de vehículo para ir, por qué no, al trabajo. Una visión idílica que nuestro fotógrafo de casas eligió fotografiar en el momento que inicia el azul del día.

Se puede vivir y muy bien en un adosado dentro de una comunidad joven, cerca de colegios y de parques con espacio para el recreo familiar. Esta casa lo ofrece todo. Es el ejemplo ideal de vivienda familiar en una comunidad cívica y organizada. El lugar perfecto para estrechar lazos y echar raíces cerca de la playa. Su exterior engaña desde fuera por la limitación de metros cuadrados. Con una fachada plana y tejada, el umbral casi comienza en la carretera, de acceso privado. A primera vista se percibe como una entrada sin grandes aspavientos. Sin embargo, su aire encantador le confiere un toque de distinción que promete grandes cosas al cruzar el umbral.

Un salón con una clara vocación ecléctica

Como las promesas hay que cumplirlas, el salón que recibe al visitante no da lugar a la decepción. En absoluto, se presenta ante nuestro fotógrafo de interiores como un ámbito amplio, desnudo y luminoso. Cubierto de blanco neutro casi de pies a cabeza, esta sala de estar y comedor refleja el espíritu interiorista de la Miami más playera. Con un concepto semi-abierto hacia la cocina y el pasillo de acceso al segundo piso, la casa se expande en blancos y otras tonalidades neutras. La distribución de lado a lado permite a la luz atravesar las estancias bañando de manera equitativa cada rincón de las diferentes escenas.

La decoración habla sobre la cultura del lugar. Cuando una vida está llena de paseos por la playa, de sol abrasador y de lenguas que se confunden, el eclecticismo representa la comodidad. En una misma estancia conviven diferentes tendencias. Se intuye en la base un aroma minimalista, pero parte del mobiliario y algunos detalles subrayan otro tipo de estilos. El más destacado es el más visual. Los colores vivos toman posiciones frente a detalles étnicos, industriales y costeros. Todo enmarcado por una columna de apoyo que refuerza la viga principal. Frente a ella, la puerta de entrada, señorial y fuerte, con esa influencia que solo las puertas francesas pueden otorgar. Viendo este salón, sin duda, la fachada tenía mucho que ocultar.

El blanco más blanco para dormir

Recuperemos el minimalismo y hagamos resurgir el estilo más contemporáneo. Juntos conviven en armonía cuando se trata de descansar en un lugar pacífico y lleno de amplitud. La madera aporta su toque de calor a un interior que ha decidido enfundarse el blanco para conseguir que la luz natural sea aún más luminosa. Los suelos y el umbral de la terraza crean las líneas visuales que nuestro fotógrafo de casas aprovecha para desmarcar los ángulos y las sombras. Mientras, el cristal de espejo llama a la imaginación para disfrutar de la estancia multiplicando por dos sus comodidades.

También los toques industriales perviven en las habitaciones. Un ventilador de techo puede pasar desapercibido, pero un ventanal encuadrado en metal tiene mucho que aportar a una estancia enfundada en su blanco nuclear. Lo rústico hace acto de presencia desde la perspectiva más veraniega y los puntos de color se limitan a las tonalidades tierra, cielo y mar. Dormir en estas estancias es como entrar en un spa de sueño donde se puede olvidar el mundo y recobrar fuerzas para el día siguiente. En definitiva, esta casa es sinónimo de bienestar y vitalidad. Una oportunidad de vida o, quizás, una oportunidad vacacional que puede aportar a tu futuro inquilino todo el equilibrio que le falta.

Si tu casa queda al otro lado del mundo, Fotointeriores puede llegar hasta ella. Podemos realizar para ti el mejor reportaje fotográfico, así la imagen de tu casa cruzará fronteras hasta llegar a su próximo inquilino o propietario. Ponte en contacto con nosotros y crearemos para tu iniciativa promocional un proyecto digno de tu propiedad.

Redacción: Adela M. Sevilla
Fotografías: Equipo de Fotointeriores