Saltar al contenido

Fotógrafo de barcos: Un viaje en velero por la costa de Barcelona

Fotógrafo de barcos

En Fotointeriores contamos con un equipo multidisciplinar, también con fotógrafo de barcos especializado en el sector náutico. Somos muy conscientes de las ganancias que ofrece la belleza natural de un buen paisaje. Por eso, nuestros proyectos cuentan siempre con el medio ambiental para definir el espíritu conceptual de una casa o de un local comercial. Sin el entorno, una vivienda estaría desprovista de identidad. En el caso de un comercio o de una empresa, la falta de un entorno apropiado pondría en riesgo el triunfo de su propuesta. En todos los casos, el exterior siempre es un elemento fundamental del proyecto.

A veces, una buena panorámica lo es todo. Cuando eso sucede, las perspectivas se escapan a la vista y los puntos de fuga vuelan a la intemperie. Es el momento ideal para que nuestro fotógrafo de empresa saque a relucir al naturalista que lleva dentro. En Fotointeriores confiamos únicamente en profesionales que creen en la imagen como una manifestación humana y artística. Era de espera que sus proyectos al aire libre llegaran al alma a través de los ojos, como sucede en estas imágenes. La sensibilidad también es una estrategia de marketing muy útil, sobre todo a la hora de vender experiencias. Un buen ejemplo de ello es este paseo en velero por la costa de Barcelona, el reclamo ideal para promocionar los servicios de una empresa portuaria.

Fotógrafo de barcos para empresas de aventura

Nuestra misión es convencer a tu futuro cliente para que contrate tus servicios. Por ello, la imagen debe entrar por los ojos y lanzar un mensaje directo a su mente. Cuando hablamos de exteriores y de actividades de ocio, la fotografía funciona como un activador de deseo. La escena fotografiada recrea en la mente del consumidor un pensamiento que pronto deseará convertir en un recuerdo vivido. Así pues, una vez más, la imagen se transforma en el activador de venta para generar nuevas interacciones comerciales. Ese es el motivo por el que tu reportaje debe destacar por su calidad técnica y por su profundidad emocional.

Fotógrafo de barcos

Conectar con el deseo de satisfacción es la clave. La imagen de un velero surcando las aguas de Barcelona puede ser, en sí misma, una visión idílica. Sin embargo, también peca de arquetipo. La imagen de un barco se ha reproducido a lo largo de los siglos en incontables ocasiones. Para evitar esa repetición constante hay que encontrar la manera de personalizar e identificar el entorno. Es la única forma de crear diferencia con respecto al resto de las propuestas turísticas que invaden el mercado. Nuestro fotógrafo de barcos es un maestros del efectismo, capaz de ofrecer más contenido en una imagen de las que pueden contener cien palabras. Controlamos el entorno a través del objetivo y exprimimos lo mejor de la realidad para ofrecer a tus clientes una perspectiva nueva del mundo.

La imagen perfecta: Panorámicas de infarto

En las actividades de ocio y aventura la fotografía es más ágil y la luz más violenta. El fotógrafo de exteriores se expone a una gran variedad de elementos naturales que cambian a cada instante. Por eso, la técnica se hace indispensable durante la ejecución de un reportaje. Todo debe estar bajo control, dentro de unos parámetros que sean asequibles, al fin y al cabo, la naturaleza es la que manda. Nuestros fotógrafos de barcos gestionan una labor de investigación al detalle para elegir el momento idóneo en el que conseguir la imagen perfecta. Para ello, es necesario revisar la evolución atmosférica y elegir las condiciones climáticas más apropiadas.

El clima es un recurso que a menudo vuelve locos a los fotógrafos medioambientales. La labor de observación requiere de varios días de seguimiento. Un profesional necesita programar una línea de evolución temporal que le permita anticiparse a las pequeñas inclemencias que surjan. Después, está la luz. El movimiento del sol queda enmarcado por la aparición de nubes en distintos estratos. Así pues, el fotógrafo de barcos elige un día, una hora solar y un clima. A partir de ese escenario, busca crear profundidad de campo con los fondos más atractivos e interesantes. Por último, ubica el cielo con su línea de ruptura y organiza una composición que, en conjunto, presenta un paisaje único e irrepetible. El resultado, podéis verlo en las imágenes de este artículo.

Fotógrafo de barcos

El valor de una experiencia vital: El efecto impresión

El efecto impresión es primordial en una imagen que promociona actividades al aire libre. Una fotografía impactante es una imagen que vende. Por ejemplo, las imágenes de este paseo por la costa de Barcelona invitan a viajar hasta allí solo por vivir la experiencia. Nuestro fotógrafo de barcos eligió el medio día para plasmar el brillo de la luz. Su atmósfera brumosa ilumina el casco del barco y crea una alfombra de brillos anaranjados sobre el mar en calma. Un efecto natural que bien merece la pena ser disfrutado con una copa de cava en la mano.

Ese es el mensaje principal que nuestras imágenes envían a tu futuro cliente. Les implica a vivir el momento, a pensar en esas merecidas vacaciones que nunca se toman. Nuestros reportajes evocan momentos que pueden ser grandes instantes para una vida. Somos “dadores de ideas”. Construimos el deseo y lo exponemos como una posibilidad al alcance de todos. Para tu empresa turística, nuestro proyecto supondrá tan solo una pequeña inversión en comparación con los beneficios que puede aportarte. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y te enviaremos una propuesta acorde a tus necesidades. Las imágenes de Fotointeriores marcarán un antes y un después en tu iniciativa comercial.

Redacción: Adela M. Sevilla y Néstor Marchador
Fotografías: Equipo de Fotointeriores