Saltar al contenido

Fotógrafo de hoteles en Meliá Sitges: Blancos y luz

fotógrafo de hoteles Meliá

En esta ocasión les presentamos las fotografías realizadas por Néstor Marchador, nuestro fotógrafo de hoteles en Meliá Sitges. Un destino ideal para todos los meses al lado de las fabulosas playas en Sitges, Cataluña.


Para que un huésped se deleite con las mejores comodidades durante su viaje relámpago, es importante elegir un buen hotel. En esta ocasión, destacamos el increíble Hotel Meliá Sitges, un espacio de descanso y paz frente al Mediterráneo. Este espacio hotelero, ofrece una vivencia equilibrada al usuario. Su estilo de interior se mueve entre la tendencia escandinava y el minimalismo contemporáneo. Ambos estilos, en armonía por sus semejanzas, juegan un papel fundamental en la experiencia del visitante. Mientras el azul del Mediterráneo baña las ventanas de sus estancias, el blanco se escapa de control sobre la madera para iluminar cada rincón.

Blancos aún más blancos

El estilo de interior Hygge, más conocido como escandinavo o nórdico, es una de las tendencias nacidas en el s.XX que aún perduran. Este tipo de diseño introdujo en la técnica internacional un carácter minimalista y funcional. Basándose en el bienestar del huésped, los espacios se desarrollan como lugares sencillos donde obtener tranquilidad. La felicidad del usuario se convierte en la principal meta de su filosofía decorativa. El respeto por los espacios y el protagonismo de los blancos hacen posible construir este remanso de calma contemporánea. Así, la uniformidad de sus colores y el concepto orgánico de sus detalles, colaboran en conjunto para crear ese clímax de paz tan deseado.

fotógrafo de hoteles Meliá

Coexistimos en una sociedad acelerada que a veces imposibilita tomar aire entre obligación y obligación. Para descansar la vista y relajar la tensión acumulada, las estancias del Hotel Meliá de Sitges son la mejor solución. Nuestro fotógrafo de hoteles en Meliá reafirmó en sus imágenes la presencia de un blanco que cubre con su inmensidad casi el total de las habitaciones. Solo la madera, con su aspecto natural y claro, da un toque
de distinción y diferencia para engalanar los espacios. Cortinas, paredes, techos, ropa de cama y muebles se entremezclan en una visual que complementa los azules del exterior. Su tonalidad imprime un carácter armónico a la decoración, absorbe la luz natural y genera una mayor sensación de espacio.

La madera marca el camino de la luz

El mundo nórdico se vio en la necesidad de buscar soluciones para atisbar esa luz natural tan necesaria en nuestras vidas. Con un déficit inevitable de luminosidad, ocasionada por su localización geográfica, la inventiva les llevó a vestir sus interiores de blanco. En un breve espacio de tiempo, esta tendencia influyó al resto de países europeos, que supieron ver la grandeza del nuevo estilo. Si los blancos eran la solución para aprovechar la poca luz de los cielos escandinavos, aún era mejor solución para hacer los blancos del sur aún más blancos. Para recoger el efecto lumínico, este estilo decidió apoyarse en la madera, en su versión más clara y natural.

fotógrafo de hoteles Meliá

Los suelos y muebles de estas habitaciones funcionan al mismo tiempo como un contenedor y un expositor de luz. Este lienzo veteado fue la guía de proyecto para nuestro fotógrafo de hoteles en Meliá. Vio en él una clara continuidad de las líneas de fuga hasta desaparecer en la terraza. Con ellas construyó ese aspecto de profundidad casi imperceptible en los ángulos. Las perspectivas se adivinan en los límites del mobiliario, donde el blanco y el beige de la madera recrean una escena de sosiego. En definitiva, el interior de estas estancias glorifica la presencia humana y deifica el descanso. Refleja una promesa de confort que convence al huésped con su calidez y con el contorno suave de sus formas.

Espacios de calma para un descanso renovador

La tendencia escandinava responde ante el orden y la funcionalidad, aunque no está reñida con la belleza. Su minimalismo busca una estructura organizada y suficiente, sin grandes aspavientos. Lo necesario se hace visible y lo innecesario desaparece para ampliar aún más el espacio. Esta disciplina armónica crea un ambiente apropiado para el descanso y el sueño placido. Es por ello que el Hotel Meliá Sitges confió en su naturaleza para delimitar cada ámbito. Con una luminosidad explosiva y el protagonismo humilde de la madera como elemento noble, el estilo enmarca la forma de vida del visitante. Por unos días, puede olvidarse de los ruidos de la ciudad y del estrés para relajarse en un oasis de silencio, olas y quietud.

fotógrafo de hoteles Meliá

Una vez más Fotointeriores trabaja con una de las mayores líneas hoteleras del país. Nos hemos convertido en la referencia visual de cientos de empresas y continuamos trabajando para llegar aún más lejos. La calidad final importa, y mucho, por esa razón, para nuestros fotógrafos de empresa es primordial entrar en sintonía con los espacios. Establecer una conexión con las intenciones y la filosofía empresarial del hotel nos permite crear la mejor imagen corporativa. De esta manera, nuestros proyectos visuales ofrecen identidad comercial y responden a las necesidades tanto de nuestros clientes como de sus futuros usuarios. Conseguir tanto a través de la imagen nos hace sentimos orgullosos de nuestra gran labor promocional. Somos la voz de los hoteles y del resto de empresas que confían en nosotros. Sabemos que juntos podemos llegar a cualquier puerto. La colaboración en equipo y la buena comunicación hacen posible el éxito.

¿Quieres formar parte de ese triunfo? Ponte en contacto con nosotros e infórmate sobre las condiciones del servicio.


Redacción: Adela M. Sevilla
Fotografías: Equipo de Fotointeriores